Presentismo laboral

   Seguro que cuando vayáis leyendo este artículo os sentiréis muchos Presentismo laboralidentificados, todos los días nos encontramos ante una realidad en las empresas, cuando llega la hora en que se acaba la jornada de trabajo pactada muchos de los compañeros/as se quedan en sus puestos de trabajo después de la hora de salida, en algunos sectores mucho más habitualmente que en otros. Es más, si es algo que si haces continuamente, en algunos casos el día que sales a tu hora te preguntan extrañados ¿ya te vas?

   Esta es la cultura llamada del “presentismo laboral”, deberíamos de preguntarnos ¿la persona que se queda más horas en su puesto de trabajo, realmente trabaja más? ¿siempre?

      En otros países, en especial algunos Europeos como Francia y Alemania, consideran que si el factor humano de sus empresas de forma continuada necesita para terminar su trabajo quedarse fuera de su jornada laboral es por uno de los dos motivos siguientes: o que el trabajador no se organiza correctamente, o que tiene  demasiado trabajo, por lo que deben estudiar si necesitan añadir más personal en sus plantillas.

      Es sabido que ante la actual situación económica muchas empresas están pasando por momentos complicados económicamente y con reducciones de personal. Los Departamentos de Recursos Humanos gestionan sus plantillas desde las órdenes de la cúspide de la organización y en ocasiones, están limitados aunque deben de poner todos sus esfuerzos por las miras del capital humano de las empresas, que lo es todo.

     Un trabajador motivado está, entre otros motivos, por la buena conciliación con su vida personal, familiar y profesional, y uno de los condicionantes es tener tiempo libre. Así podemos mantener en nuestras plantillas el talento, algo que cada vez está más buscado por grandes compañías a nivel mundial, como os explicaba en mi artículo «Cómo gestionar el talento».

  También existen cursos de gestión del tiempo, entre otras recomendaciones,  evitar interrupciones innecesarias, todo no es urgente ni importante y reducir extensas reuniones de trabajo, los que su contenido no da para tanta ocupación de tiempo. Toda la escala jerárquica de la organización deben tener en cuenta estas circunstancias.

     En resumen, la eficacia y la eficiencia no está en la cantidad de horas que un empleado se encuentra en el lugar de trabajo sino en llevar una buena gestión del tiempo y de las tareas. Y si con todo ello no es suficiente, habrá que valorar si alguna de las funciones pueden pasarse a otro compañero/a o es necesaria contratación de nuevo personal.

     Recuerda: “Llegar juntos es el principio. Mantenerse juntos, es el progreso. Trabajar juntos es el éxito” ( Henry Ford)

24 de Febrero de 2014

Vanesa Peñuelas

Tuexpertolaboral

 →Volver al índice de artículos ←

 

Print Friendly, PDF & Email