Cómo gestionar el talento

Como gestionar el talento
¿Sabes en qué tienes talento?
 

             ¿Sabes que todos tenemos talento para algo? No creas que tú no lo tienes, seguro que si pero todavía no lo has encontrado. Plantéatelo y verás como sacas en qué lo tienes, verás como lo encuentras.

            Desde el punto de vista personal, ¿qué hay más motivador que saber cual es tu talento, desarrollarlo, e incluso poderte dedicar a eso para lo que tanto vales? Todos estamos aquí para ser felices y qué mejor que emplear tu tiempo para ganarte la vida en algo que haces fenomenal y que cada día puedes hacer mejor y con más habilidad.

Recuerda: si muchas cosas cambian, por qué tu no lo haces también!

            No creas que el que es excelente en algo, es porque tiene un talento sólo innato, a menudo oímos frases del tipo: es que ella es muy buena en cirugía reconstructora… esto no es así, no sólo es de nacimiento o algo intrínseco de nosotros, ni solo de los conocimientos teóricos que podamos adquirir en un libro o en un aula, sino que el talento hay que desarrollarlo.

¿Cómo desarrollar el talento?

            Independiente de la capacidad que tenemos cada uno para determinadas tareas, hay más cosas que hacen que una persona tenga más talento que otra en el mismo campo. Te  damos algunas pautas para ello:

1.- Tener un proyecto además de un objetivo.

2.- Se aprende mucho escuchando a los demás.

3.- Se aprende con la práctica, es fundamental y el mejor desarrollador.

4.- Tener compromiso con ese talento que queremos desarrollar.

5.-  Ponerlo en el contexto adecuado.

            Visto desde el punto de vista de las organizaciones y en especial, desde Recursos Humanos, si ponemos a alguien que tiene buena capacidad y buena predisposición para algo específico, y le añadimos compromiso, lo ponemos en el lugar y contexto adecuado para que pueda desarrollar su talento y estamos junto a esa persona  dándole confianza y responsabilidad… Es el cóctel perfecto para conseguir el máximo partido del talento de ese empleado, y por supuesto, así darán lo mejor de sí mismos y ayudarán aún más a la consecución de los objetivos empresariales.

            ¿Por qué muchos Departamentos de Recursos Humanos no piensan más allá que en lo que un trabajador desempeña diariamente en un trabajo y si tiene buena relación con sus iguales o superiores?

            Mirar más allá es ver que esa persona quizás no desarrolla todo su potencial, o incluso si está desmotivado por algún motivo, sea aprender cosas nuevas, sea que el puesto se le ha quedado pequeño, o sea porque lo que hace no le gusta o no se le da tan bien como pensábamos cuando le hicimos la entrevista. Si estamos a cargo de personal, es nuestra obligación detectar estas situaciones para poder poner remedio y conseguir el máximo partido de ese trabajador, además de tenerle motivado y contento.

            La promoción interna puede ser uno de los métodos para desarrollar el talento de un trabajador, pero no siempre es necesario que venga unida de un ascenso, puede ser por ejemplo un cambio de puesto con funciones diferentes que se ajusten más al talento de esa persona y que se sienta más motivada que con su anterior actividad.

            Además, implícitamente de este modo conseguiremos personas más polivalentes dentro de la empresa, más motivadas, e incluso con un engagement mayor con nuestra organización.

            Las personas que forman parte de una empresa son las que verdaderamente crean valor dentro de las compañías. Los buenos trabajadores con talento, compromiso, y buen hacer, no son tan sustituibles como pensamos, no los podemos dejar escapar.

“La habilidad es lo que eres capaz de hacer. La motivación determina lo que harás. La actitud determina lo bien que lo harás” (Lou Holtz)

Vanesa Peñuelas

Tuexpertolaboral

11 de febrero de 2013

→Volver al índice de artículos ←

Print Friendly, PDF & Email