Reconocimiento & Retribución Flexible y Emocional

         Sabemos que tras la situación económica en la que estamos inmersos haEquipo de trabajo feliz producido que muchas empresas hayan tenido que prescindir de trabajadores y que se les vea más como un coste que un beneficio.

        Ahora bien, para que una empresa siga pudiendo salir adelante, innovar, despuntar de su competencia, etc… es necesario que su fuerza de trabajo esté motivada y se le tenga en cuenta, por tanto, una buena fórmula muy sencilla es ofrecerle reconocimiento de lo que hace, contar con ese empleado para otras tareas o proyectos, y no tiene que ir ligada directamente a un ascenso. No es tan habitual que un líder diga lo que está bien hecho, sino solamente lo que está mal, pues transformemos esas prácticas desde Recursos Humanos hacia un liderazgo emocional y los resultados serán muy buenos.

        Si podemos recompensar su trabajo mucho mejor, pero a veces, no tiene que ser con una subida de sueldo propiamente dicho, hay otras vías por las que podemos realizarlo incrementando la percepción positiva de su trabajador respecto de su empresa:

Retribución flexible: aquélla que por los beneficios fiscales que le produce a la empresa y al trabajador, no supone costes para la empresa, y si una “subida” para sus trabajadores. Se descuentan del bruto del trabajador, por lo que el empleado en su nómina no tiene descuentos fiscales por estos conceptos. Entre los más conocidos son: seguro médico privado, alquiler de vivienda, cheques guardería, tickets de comida y renting vehículos.

– Retribución emocional: son acciones por las que la empresa hace “más fácil y cómoda” la relación y calidad de las condiciones laborales de su empleado, tales como flexibilizar los horarios de trabajo (cambio de horario o flexibilidad en entrada y salida), mejora colectiva de lugares de trabajo (comedores de empresa, un sitio para tomar un café con un mobiliario cómodo,…), o incluso, darles la oportunidad de trabajar desde casa.

        Así tus propios trabajadores estarán en disposición de ofrecer lo mejor de ellos mismos, aumentar su motivación y su compromiso con la organización, y sin aumentar tus costes, o si fuera así en algún caso no serían costes fijos, derivado de alguna medida de retribución emocional, considerando los grandes beneficios que vas a percibir por ello.

Vanesa Peñuelas

Tuexpertolaboral

28 de noviembre de 2012

→Volver al índice de artículos ←

Print Friendly, PDF & Email